Friday, December 9, 2022

Guest Blogger: Jimmy Gómez, Congresista Demócrata, ‘El perdón de la deuda estudiantil y el impacto en los latinos’

This column was originally published in La Opinión.

Esta acción ayudará a más de la mitad de los estudiantes universitarios latinos quienes han invertido en su educación para poder lograr el sueño americano

Cada 30 segundos un joven latino cumple 18 años, poniéndolo a él o a ella, en una posición de tomar una de las decisiones más importantes de su vida: votar por los intereses de ellos mismos y de los intereses de su comunidad.

Los jóvenes latinos, con su energía e influencia, tienen el poder de determinar el resultado de esta elección en noviembre y de todas las demás cuando voten. Sus familias por igual.

Por eso es crucial que los jóvenes latinos y todos en su familia se informen muy bien sobre los candidatos para la Cámara de Representantes, el Senado, y gobernadores que tendrán el poder de decidir asuntos que nos afectan a diario.

Insto a todos los jóvenes a que examinen qué partido ha luchado y brindado empleos, acceso a la atención médica, soluciones de seguridad de armas, y, muy importante, el alivio de la deuda de los estudiantes, lo que dará como resultado una mayor seguridad financiera y un futuro más próspero – verán que han sido los demócratas.

Tengamos en cuenta esta muy importante realidad cuando vayamos a las urnas este noviembre y tomemos esta decisión tan importante sobre nuestro futuro. Con los demócratas, las familias Latinas tendrán una vida y un futuro mejor.

Bajo los demócratas y el presidente Biden se han creado más de 10 millones de nuevos trabajos con buenos salarios, nos han dado cuidado de salud asequible, han invertido como nunca antes para resolver la crisis del cambio climático, protegen los derechos reproductivos de las mujeres, y aprobaron protecciones contra el uso de las armas de fuego por primera vez en décadas. El partido Demócrata ha sido el partido de las familias Latinas.

Por otro lado, los republicanos solo apoyan una agenda ultra extremista, que no resuelve nada, que no respeta a las mujeres, que pone en riesgo a nuestra comunidad cuando no actúan sobre la seguridad de las armas, la deuda estudiantil y, en cambio, intentan dividirnos y desinformar a nuestra comunidad.

Lo más reciente que anunció el presidente Biden que será de gran ayuda para los jóvenes latinos y sus familias es el perdón de la deuda estudiantil de hasta $10,000 por estudiante, y si recibieron una Beca Pell, que muchos estudiantes latinos tienen, sería hasta $20,000 dólares, para todos los que tienen deudas estudiantiles que ganan menos de $125,000 al año.

Al perdonarle la deuda estudiantil a los jóvenes latinos, el presidente Biden ayudará a familias enteras, ya que muchos hermanos, padres, tíos y abuelos no tendrán que preocuparse por la deuda estudiantil que muchas veces se vuelve una carga para toda la familia. Así, más familias latinas podrán tener un futuro próspero y lograrán cumplir sus sueños.

Esta acción ayudará a más de la mitad de los estudiantes universitarios latinos quienes han invertido en su educación para poder lograr el sueño americano, pero luego han caído en la trampa de la deuda estudiantil que, para demasiadas familias, es aplastante. También se extenderá la moratoria actual en los pagos de préstamos hasta fin de año, lo cual es otra ayuda necesaria.

Esta decisión de parte del presidente Biden ayudará a los prestatarios que más lo necesitan, y casi el 90 % de este alivio se destinará a los prestatarios que ganan $75.000 al año o menos. El presidente Biden ha cancelado más deudas de préstamos estudiantiles que cualquier otro presidente en la historia.

En un análisis de Goldman Sachs se muestra que esta acción no tendrá un impacto significativo en la inflación, y es una acción donde más de la mitad de los latinos verá su deuda estudiantil completamente pagada.

Y esto no es todo.  El Plan de Rescate Americano, aprobado el año pasado, contiene una disposición que haría el perdón de las deudas estudiantiles federales libres de impuestos hasta el 2025. Esta legislación fue presentada por el congresista demócrata Bill Pascrell de New Jersey, y por mí, Jimmy Gómez, congresista demócrata de Los Ángeles y aseguraría que cualquier perdón de deuda federal dada por el Congreso o el presidente, no tendría ningún tipo de impuestos conectados a él, o sea, no habría ningún impuesto “sorpresa” para nadie si cancelan la deuda.

De hecho, el proceso para aplicar para la cancelación de la deuda es sumamente sencillo. Aproximadamente 8 millones de personas con deuda estudiantil tendrán su deuda automáticamente perdonada porque sus datos están registrados en el sistema de FAFSA.

El sistema notificará a aquellos que entren en esta categoría. Para el resto de las personas que califican para el perdón de deuda, a principios de octubre el Departamento de Educación estrenará en su página web un sistema de autoverificación. Los formularios de autoverificación son sencillos y cortos, y no hay necesidad de entregar documentos adicionales.

Desde que se anunció este paso para ayudar a los estudiantes más vulnerables, los republicanos no han dejado de atacar esta acción como algo injusto, socialista, que empeorará la inflación, y que no es legal. ¿Cómo es posible que los republicanos, quienes le regalaron miles de millones en cortes de impuestos a los más ricos en este país, digan ahora que una acción que ayuda a las jóvenes y familias trabajadoras es injusta?

Los economistas han dicho que perdonando la deuda estudiantil y al mismo tiempo reformando como los pagos se harán en el futuro, no impactará la inflación. Es lo contrario a lo que dicen los republicanos, pues balanceara con los pagos que comenzarán de nuevo en enero del 2023, brindando a la economía $4 mil millones al mes de los 45 millones de prestatarios que están pagando deuda estudiantil.

Hay mucho más que hacer acerca de cómo financiamos el estudio universitario en Estados Unidos. Y los demócratas están dispuestos en reformar el sistema para asegurarnos que todos tengan acceso a una educación buena y prestigiosa sin poner en peligro el futuro financiero de los estudiantes. Los republicanos se rehúsan a hacerlo.

Es importante en este asunto como en tantos más, que los votantes Latinos se den cuenta de quienes están siempre luchando por su seguridad financiera para poder cumplir con la promesa de un futuro mejor. Los demócratas cumplen sus promesas. Tengamos en cuenta esta muy importante realidad cuando vayamos a las urnas este noviembre y tomemos esta decisión tan importante sobre nuestro futuro. Con los demócratas, las familias Latinas tendrán una vida y un futuro mejor.

(*) Jimmy Gómez es el Congresista Demócrata que representa el Distrito 34 de California.